Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
banner Diálogos - Albedrío

Albedrío

Este diálogo entre Roger y yo, iniciado con  mi pregunta  sobre la victimización de lo diabólico (desarrollada en Diablos y Víctimas) se adentra en ámbitos, relacionados con nuestra concepción de la libertad y nuestros recursos anímicos para alcanzarla.

gil bruvel e1535395910374 - Albedrío

La conversación se inicia con mi pregunta sobre el libre albedrío:

“–Si estamos siendo dominados por automatismos emocionales, surgidos de plantillas mentales, diseñadas con las herramientas de los deseos y los rechazos, ¿cuál es entonces nuestra libertad o nues­tro libre albedrío?.

–Ese albedrío que mencionas, está restringido a la libertad de elegir entre las opciones que el actual paradigma nos ofrecen. Este se centra básicamente en el rango de los entretenimientos. Esa libertad que disponemos es infantil y, por esta razón, fácilmente manipulable y predecible. 

–¡Pues, yo me siento libre para actuar!.

–Observa bien esa libertad. ¿No sientes cómo está atrapada entre los márgenes de la auto-gratificación y la auto-humillación?  ¿No son estos márgenes los que de­terminan los límites de tu libertad?

Si te esfuerzas en alcanzar tu meta imaginada, al lograrla sentirás una alabanza interna, que incre­mentará tu orgullo. Pero si fracasas sentirás la humillación y el insulto interno. Cada vez que fracasas en un propósito, aumenta tu frustración y victimismo. Esto hace que se incremente un resentimiento subyacente hacia esa adversidad que ha impedido el logro. Fíjate bien y descubrirás que la libertad de tus actos, es una libertad que está some­tida bajo unas leyes que tu imaginación. El paradigma al que perteneces, impone sus límites a tu mente.

Nos creemos libres, simplemente porque no estamos viendo lo que realmente sucede en nuestro sentir. Solo obedecemos a… conceptos. Es decir, somos libres conceptualmente.

Imagen464 e1549883822852 - AlbedríoEste mundo externo (que no es sino la proyección de nuestro mundo interno) nos ofrece continuos deseos, para que podamos huir del desasosiego que nos subyace. Las herramientas para enfrentar ese desasosiego, han sido olvidadas y con ello las virtudes que se requieren.

Ante esta indefensión (creyendo que es nuestro deber huir de ese desasosiego) nuestra imaginación nos empuja continuamente a pensar y hacer cosas. De esta forma nos dedicamos a perseguir ensoñaciones, a alcanzar deseos, a huir de los rechazos…

Pero esta huida genera una actividad constante que, lamentablemente, atrae a la mente depredativa. El depredador sabe bien cómo estimular y encauzar esa actividad en su beneficio propio, imponiendo los valores diseñados para favoreces sus intereses. Así es como se ha construido este mundo, que tanto nos seduce (y nos encierra).

Comprimidos entre alabanzas y frustraciones, éxitos y fracasos, orgullo y humillación, nuestra visión se nubla, mientras se pierde el limitado tiempo que disponemos.

La libertad, que hoy se proclama, es un concepto prefabricado, una emulación burda, que suplanta y oculta la verdadera Libertad.

Raymond

Para poder recibir notificaciones sobre nuevas actualizaciones, informaciones, actividades…, subscríbase.

To be able to receive notifications about new updates, information, activities …, subscribe.

*Campos obligatorios

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.