Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
banner ensayos - Las Ideas

Las Ideas


Tras haber elegido el mundo literalista de las apariencias, las ideo­log­ías han suplantado a la ética, a la espiritualidad, a la sa­bi­duría y a la reflexión.

Ideas M. Yana e1558897101645 - Las Ideas

Es observable que mantenerse dentro de los márgenes conceptuales que definen una ideología, permite el camuflaje de cualquier emoción egocéntrica.

Otro factor a tener en cuenta es que, cuando el individuo es desarraigado de su esencia, surge en él una necesidad de sentirse protegido por un cercado ideológico.

Aquellos que, habiendo vivido lo suficiente, han conservado los recuerdos de su sentir, pueden darse cuenta cómo la mente humana está siendo afectada por un intenso proceso degenerativo.

 Si lo observamos desde una cierta distancia, podremos observar que este proceso se ha acelerado, paralelamente junto a una mayor fijación en la imagen y la apariencia. Algo que inevitablemente nos ha empujado hacia un abandono de la esencia.

Siendo hoy de mayor importancia el acto que la actitud, la interpretación de los actos acaba ocultándonos las verdaderas actitudes de su intérprete.

La imagen es forma y apariencia, pero también es concepto, idea.

Podríamos decir que, como sociedad, estamos adentrándonos en un mundo fundamentalmente conceptual o de ideas.

Comprendido esto, no deberíamos ignorar que un mundo conceptual es muy vulnerable a la manipulación. Basta con ver el enorme desarrollo de la psicología de masas, del marketing, la publicidad o la dialéctica política, para darnos cuenta de que la creación e imposición de universos conceptuales (paradigmas) a la masa social, es algo muy codiciado por quienes aspiran a cualquier tipo de poder.

33c29500e1b92ec80ec5157b6c3efedc e1558897352222 - Las Ideas

Contemplar la actual tendencia social, encauzada hacia la ideologización, nos debería llevar a reflexionar sobre los intereses que subyacen a esta tendencia.

No podemos ignorar que dentro de un sistema ideologizado, las opiniones son especialmente manipulables, y que una sociedad ideologi­zada o fragmentada en grupúsculos ideológicos, es muy fácil de someter (“Divide y vencerás”).

Aceptar estas observaciones nos llevaría, inevitablemente, a considerar la posibilidad de que, en este proceso ideologizador, subyazca una intencionalidad perversa.

En esta línea, nos llama la atención que, en nuestros sistemas educativos, hayan sido suprimidas asignaturas que, de cultivarlas, nos podrían permitir algunos recursos de supervivencia, en este mundo tan ideologizado.

La lógica, por ejemplo, tan apreciada por los antiguos griegos, está ausente de las programaciones escolares. Y pareciera que nadie se ha dado cuenta (dado el frenesí productivo).

Lo mismo podríamos decir sobre la espontaneidad o la creatividad, que permitirían que el individuo recuperase la confianza en su propia naturaleza.

Aumentando el contacto con su naturaleza interna, el individuo podría liberarse de la enfermiza dependencia de elaboradas consignas conceptuales (que suelen obedecer a intereses ajenos).

En el proceso educativo también ha naufragado la reflexión.
Bajo el peso de perseguir  la alabanza (aprobando exámenes) o temer la humillación (suspendiéndolos), la espaciosidad que requiere la reflexión es suprimida.

Con el recurso de la lógica y de la reflexión podríamos darnos cuenta que nuestras ideas dependen esencialmente de dos variables:

1-LA  INFORMACIÓN que hemos recibido.

2-LA REFLEXIÓN que hayamos hecho sobre esa información.

dos maniquies 21065269 e1528394984915 - Las Ideas

Estos dos factores, al ser variables, pueden  cambiar accediendo a más información  o a través de una mayor reflexión.

Quienes niegan esta obviedad, aferrándose a  sus ideas, impiden que la reflexión y la información sucedan. Encerrándose  a sí mismos en sus ideas y limitando, de esta forma, su diálogo, su intelecto y su conciencia.

Aquellos que sean conscientes de esto, deberían poder asumir su responsabilidad con este deterioro. Así podrán integrar en su conducta el fruto de una laboriosa maduración de sus propias comprensiones. Llegando incluso a permitirse la reflexión sobre otras informaciones, situadas al margen de sus propias ideas. 

Lamentablemente, el ideologizado piensa que la sabiduría está relacionada con los contenidos ideológicos que él expresa. Al hacer esto, la ideología deja de ser un medio señalizador, para convertirse en un fin en sí misma. Ignoran que esta actitud deja amplios espacios para la corrupción. Tengamos en cuenta que, cuando la ideología ocupa el lugar de la sa­biduría, la corrupción es inevitable.

No olvidemos que la sabiduría es el resul­tado de una trayec­toria ética, y no el de una ingestión de contenidos conceptuales, ni el de una filiación ideológica o religiosa.


.

Marsias Yana

Para recibir notificaciones sobre nuevas actualizaciones, informaciones, actividades…, subscríbase.

To receive notifications about new updates, information, activities …, subscribe.

*Campos obligatorios

sellos - Las Ideas
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.