Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
claves banner - La Luz y su Calor


 La Luz y su Calor


Al igual que el Sol, que junto con su luz da calor, para que la sabiduría sea auténtica debe estar dotada de fervor y apasionamiento.

 Es el calor de este fervor lo que permitirá que el proceso de la sabiduría genuina suceda.

practica contemplativa e1548338665247 - La Luz y su Calor

Dejarnos atrapar por esta seducción, nos haría caer narcotizados en ilusorios espejismos, fríos y sin afecto.

Si inicialmente aceptásemos estas dos cualidades (sabiduría y fervor), como los pies que nos adentran en nuestro caminar interno, este caminar sería menos errático, sin duda.

Con este reconocimiento podríamos apartar aquellas sapiencias que enfrían nuestro fervor, mientras somos atraídos por simuladas intenciones, bajo las que se ocultan nuestros deseos de poder egocéntrico.

Comprendido esto, evitaríamos así caer hechizados por grandilocuentes cartografías conceptuales, utilizadas para el acicalamiento de ávidas personalidades. Es éste un recurso habitualmente utilizado por aquellos que ocultan a su conciencia su estrategia evasiva y su apocamiento.

Siendo conscientes de la inseparabilidad de la sabiduría y el entusiasmo, también evitaremos también caer presas de aquellas calurosas devociones que merman nuestro discernimiento.

Bajo la fascinación de un calor pasional, podríamos caer atrapados en las redes de nuevos y mistificados deseos y rechazos.

Desde ahí, temerosamente, mendigaremos por los enormes cielos (que la imaginación ha sido capaz de realizar), sin percibir que, a nuestras espaldas, se abren abismos de temor, tan grandes como los cielos imaginados.

Desde esta ceguera podríamos incluso llegar a confundir la bondad generosa con una bondad flácida, provocada por nuevos temores. Temores surgidos del miedo a perder las nuevas metas codiciadas.

Estas dos polaridades han marcado, de alguna forma, el movimiento pendular de la historia (y de nuestra vida). En esos extremos encontramos: la rebeldía insolente del resabiado (tendente al materialismo) y el apasionamiento atemorizado (tendente a la superstición),

Estos extremos duales se ofrecen, constantemente, en todos los aspectos de la vida.

El deseo o rechazo, las derechas o izquierdas, el materialismo o espiritualismo, la ciencia o religión, el machismo o feminismo, los creyentes o ateos, el odio o apego…, ocultan, en su reactividad, la falsedad de sus extremos.

Luz y calor - La Luz y su CalorDesde la antigüedad, los sabios han contemplado la Sabiduría como la principal prioridad de la conciencia. Consideraban la imposibilidad de alcanzar ninguna realización interna sin esta cualidad.

No obstante, sin verdadero entusiasmo, nada podrá evitar la conceptualización y artificiosa emulación de todo lo logrado. Esta emulación impedirá un contacto real con la sabiduría.

Entendido esto, podremos observar el peligro que conllevaría renunciar a un adecuado cultivo de los dos aspectos de la sabiduría.

Quienes caen en este abandono, son fácilmente arrojados al barrizal de la superstición o a los túneles de la vanidad.

Desde este exilio, no pueden percatarse de cómo su holgazanería les ha obligado a eludir su verdadera responsabilidad indagativa.

La luz de la sabiduría crece a la par del calor del fervor. Ambos atributos (luz y calor), al emerger unidos ante la conciencia introspectiva, identifican la auténtica cualidad de la verdadera sabiduría.

La sabiduría es el eterno amante del corazón. Siendo el fervor, el fuego que enciende ese amor.

Cuando esos amantes se encuentran, el goce es tal, que el asombro y la atención despiertan, irrevocablemente, dispuestas a consagrar ese matrimonio, provocando de esta forma el despertar anhelado.

Así ha sido señalado históricamente, para quienes tienen sus oídos disponibles y sus ojos aún abiertos.

Extraído del libro «Introspección»

Marsias Yana

Subscripciones - La Luz y su Calor

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.