Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
banner ensayos - Intelecto y Esencia

Intelecto y Esencia


Imagen116 - Intelecto y Esencia Ha sido dicho, desde las más sabias tradicio­nes, que nacer con un cuerpo humano es un gran pri­vilegio.

La Corona de la Creación, la Puerta hacia la Liberación, la Isla de Joyas…, son algunas de las imágenes emplea­das en el cristianismo, el hinduismo y el budismo, para señalar la importancia de disponer de la oportunidad de tener un cuerpo humano. Se dice que es deseado incluso por los dioses (según algunos linajes budistas e hinduistas).

Pero, ¿qué es lo que tiene el cuerpo humano? ¿Qué es lo que lo diferencia del resto de los animales, para que sea ala­bado de esta forma?

Hay quienes consideran que ese privilegio reside en su facultad para elaborar lenguajes, capaces de mati­zar lo que siente y discriminar lo que percibe.

Esta capacidad que tiene la palabra, solo puede surgir de un tipo de intelecto, capaz de darle vida, y que parece estar ausente en los otros seres de la naturaleza.

A este intelecto, que sostiene el lenguaje, los antiguos griegos también le llamaron Logos.

El evangelio original de San Juan fue escrito en griego, se refería a ese Logos de esta forma: En el principio era el Logos (traducido posterior­mente al latín, en la Vulgata, como Verbum o Verbo), y el Logos estaba con Dios, el Logos era Dios”.

Siendo considerado como un sinónimo de Logos, para los antiguos cristianos, el intelecto fue altamente dignificado. Viéndoselo imbricado con lo Sagrado.

Evagrio Póntico (uno de los Padres del Desierto, incluidos en la Filocalia), en el siglo IV, habló extensamente del intelecto y la inteli­gencia, refiriéndose de esta forma: “La purificación del alma, por la plenitud de las virtudes, hace inquebrantable la actitud de la inteligencia y la hace apta para recibir el estado que se busca” . “Procuremos que la inteligencia no se detenga en pensamientos banales, no sea que por ello no alcance el «lugar del corazón», pues podría perderse en la contemplación de los objetos y razonar sobre ellos…”

Por otro lado, en la filosofía budista tibetana (al igual que en la antigua Grecia), la lógica es una asignatura básica, incluso en la etapa escolar , siendo ésta la base para el análisis, que es a su vez esencial en el cultivo de la sabiduría, sin la cual es imposible alcanzar cualquier logro interior.

Las tradiciones solares de todas las latitudes, hablan de la importancia de la sabiduría, del praña, del gnana, de sofía, del logos o de la gnosis (sinónimos de Logos), para poder libe­rarse del engaño de las apariencias. Esto era fácilmente comprendido, ya que se sabía que la fijación en las apariencias es lo que confunde a la conciencia, al provocar agarre y miedo.

Imagen235 e1527080900120 - Intelecto y Esencia

09 VSD william blake 05 e1557133862621 - Intelecto y EsenciaSiempre se ha sabido que, sin el cultivo del in­telecto, es imposible salir de los impulsos que las apariencias provocan en la conciencia.

A la inteligencia, se la podría definir como la capacidad de percibir la esencia de los fenómenos.

Esta capacidad se haya más desarrollada en los seres humanos y se reduce en los animales, que inca­paces para la indagación, se ven obligados a aceptar el tipo de realidad que se presenta ante sus sentidos, reaccio­nando según sus instintos de especie.

Cuando ese intelecto se construye sobre unas bases falsas, se transfigura en astucia, siendo entonces la conciencia empujada con deseos y rechazos, en una inercia de engaños subya­centes, cada vez más complejos y difíciles de resolver.

El abandono de esta facultad (la inteligencia) por la per­sona, le obliga a reaccionar según sus impulsos emocionales, provocándole una especie de animali­zación mental que, al carecer de una conexión ins­tintiva, se ciñe al reducto emocional de sus deseos y rechazos.

Esta errónea relación con la apariencia empuja cada día más al ciudadano hacia los precipicios de lo absurdo.

Al haberse transformado en depredador de su propia especie, el individuo parece ignorar su verdadera posi­ción dentro de esta pirámide depredativa. Con ello acepta, implícitamente, esta nueva jerarquía, rubricando así un pacto difícil de romper.

Quienes eligen la ruta de las apa­riencias, caen presas del orgullo que provoca su ignorancia. De esta forma, la conciencia cae en un estrecho redil que impide cualquier posibili­dad de ser rescatada.

Pocos son los que pueden percatarse de cómo, este or­gullo, surge reactivamente. Un orgullo que, al ocultar la frustra­ción y el miedo, impide el rescate del ser.

No obstante, es la actitud valiente y noble ante este drama lo que determinará el de­venir de la persona.

.

Marsias Yana

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.